Familiayud's Weblog

Início » Uncategorized » poco, pozo . . .

poco, pozo . . .

julho 2014
D S T Q Q S S
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Isaias, Cleia e Mateus Yud – Família Yud

Sirviendo a Dios en la Amazonia Peruana – Julio 2014

Pucallpa, Ucayali, Peru, Julio del 2014.

“ ¡Todo el que tenga sed puede venir a mí! ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva.” Juan 7:38

Queridos amigos,

Queridos compañeros de oración y acción,

Muchas gracias por tomar tiempo para leer nuestras cartas, muchas gracias por seguir con nosotros, por su participación de forma directa y indirecta en nuestras vidas y ministerio.

Mi oración es para ser lleno del Espíritu Santo de Dios a cada día y así poder contagiar a la gente con quienes me encuentro en el día y llevarles el mensaje de Jesus a ellos. Llevar la esperanza, llevar esta agua para el que esta sediento, llevar el alimento para el que esta hambriento, llevar la paz para el desesperado.

Agradecemos a Dios por seguir viviendo para El, con El, y por El.

Muchas bendiciones de Dios, un abrazo fuerte con cariño a cada uno.

Juntos para extender el reino de Dios en la tierra.

Les abrazamos con mucho cariño; Isaias, Cleia y Mateus – Familia Yud

Viaje de Isaias a la comunidad:

Pensando, orando, decidimos hacer una carta diferente, por eso escribo algo de cada dia que hicimos, una especie de un mini diario. No voy a escribir todo para que no se aburran. Disfruten, va ser interesante y diferente:

Fue un viaje diferente de los demás, fue:

– Corto del 2 al 11 de junio, 10 días

– Con un equipo de trabajo:

o Martin (mecánico alemán)

o David (posero, alemán – argentino)

o Isaias

– Fue el viaje de número 59 do Isaias a las comunidades nativas del Peru.

Nuestras metas principales fueron:

– Llevar la esperanza de Jesus a las personas por el camino y en las comunidades. Este siempre es nuestro primero y principal objetivo.

– Animar a los lideres y a la Iglesia de Cristo entre los Bora y los Murui (Huitoto)

– Hacer mantenimiento en los tres pozos existentes en la zona.

Las cosas bonitas:

– Presencia, protección, bendición, sostén de Dios en todos los momentos.

– Comunicación con celular con Cleia y Mateus.

– Tener buena agua en la comunidad.

– Algunas personas fieles a Dios en la comunidad.

– Excelente equipo con David que tiene mucho amor a los perdidos y Martin tiene buena disposición.

– David habla muy bien el castellano porque creció en Argentina donde sus padres eran misioneros. También entiende bien la cultura latina.

– Martin llevo su buena cámara y hizo excelentes fotos.

– Rápido de regreso de Pebas a Iquitos, y barato

– Gente suficiente para trabajar en el mantenimiento del Pozo

– Poder ayudar a la gente en diferentes necesidades que tienen, el cómo poner una gota de agua en medio de la sequedad. Hay muchas necesidades en todas las aéreas. Dios nos regalo muchas oportunidades.

Las cosas más difíciles:

– Ver algunos de los egresados que no están en la obra. Algunos que dejaron de vivir y caminar con Dios.

– La gente es muy dura de corazón, la gente está de fiesta en fiesta de campeonato de futbol en campeonato, aniversario, etc.

– Falta de compromiso, desinterés, no ponen de su parte

– Ver que los lideres no preparan las actividades, las predicas, los cultos, no se dan tiempo para la obra de Dios y para las cosas de Dios.

– Falta de coordinación de los líderes actuales con hospedaje, programas de la iglesia, etc.

– Dificultades en la comunicación, señal muy débil.

Primer día, lunes 2 de junio: – Pucallpa – Iquitos

– Salimos del aeropuerto de Pucallpa con un vuelo comercial, Star Peru, a la ciudad de Iquitos. Vuelo de 1 hora.

– Empezamos a entregar folletos en el check in, después en la sala de embarque. David pudo evangelizar a un joven de Colombia en la sala de embarque de Pucallpa.

– En Iquitos llegamos en la casa de un amigo, para esperar algunas horas. Seguiríamos viaje este mismo día rio abajo.

– Fuimos invitados para el almuerzo, para nuestra sorpresa empezaran a llegar más gente. Eran tres chicas jóvenes, turistas argentinas, que nuestros amigos habían conocido en la plaza de Iquitos. Después del almuerzo tuve la oportunidad de evangelizar a las tres jóvenes argentinas usando el cubo evangelístico. Hable de una decisión por Jesus, pero no insistí mucho. Estaban escuchando con mucha atención lo que decía, parece que comían y tomaban lo que hablaba, los versículos que mencionaba. Oramos por ellas. Están a meses viajando por Sudamérica. Algo que me marco mucho fue la despedida. Cuando nos despedimos, me dieron un abrazo muy diferente. Dios me hablo durante varios días sobre eso, quedo marcado. Era como si aquel abrazo quisiera decir alguna cosa. Quizás querían decir, si quiero seguir a Cristo con ustedes, o quizás estamos juntos, quizás necesito a Cristo, no lo sé exacto pero sé que Dios hablo a su corazón de ellas. Durante los días siguientes seguí orando por ellas.

– El viaje solo estaba empezando, ya sentía que Dios iba hacer algo tremendo en este viaje.

– Fuimos al puerto para ganar lugar en la lancha. Eso significa ir a las cuatro de la tarde, poner la hamaca, ganar lugar, estar muy atento con los tantos rateros que hay. La lancha solo sale nueve o diez de la noche.

– En la lancha entregamos folletos a la gente y buscamos una oportunidad para hablar de Cristo personalmente con alguien.

– Salió la lancha ya eran diez de la noche. Estaba recontra llena, de cargas y de pasajeros. Es casi como atún en la lata. Estábamos muy cansados y necesitábamos un descanso. Teníamos toda una noche por delante. En la madrugada hizo frio, el viento frio del rio entraba por la lancha. Aquí es una ventaja viajar con un equipo porque cuando voy solo tengo más dificultad para cuidar de las cosas, un descuido y los rateros llevan lo que encuentran.

– Finalmente, dormimos.

– Duración del viaje de 10 a 12 horas, bajando el rio Amazonas.

Segundo día, Martes 3 de junio – Iquitos – Pebas – Comunidad Nativa de Pucaurquillo:

– Desperté temprano antes de la seis de la mañana, mis compañeros seguían durmiendo.

– Llegamos al distrito de Pebas, nuestra primera parada.

– En Pebas los hermanos nos esperaban para seguir viaje en un bote pequeño por el rio Ampiyacu, un afluente del Amazonas.

– Estaba lloviendo el Pebas, tuvimos que esperar un poco. Como no pasaba la lluvia compramos un plástico para cubrir los equipajes, libros, Biblias, herramientas, nuestras ropas, etc.

– El pastor Alejando, Bora, nos llevo en bote a la comunidad, un poco más de media hora.

– Apenas dejamos las cosas y fuimos a trabajar en el primer pozo. Este pozo esta en el lado Bora de la comunidad y va cumplir 10 años de buen funcionamiento. El pozo es una gran bendición en la comunidad nativa porque trae agua potable que representa salud para la gente.

– Desarmamos todo el pozo y después fuimos comer nuestra primera comida del día. Ya pasaba de las tres de la tarde. La última comida que habíamos comido fue el almuerzo en la casa de nuestros amigos en Iquitos con las chicas argentinas.

– Trabajamos hasta tarde, desarmamos todo el pozo, empezamos a limpiar los tubos, cambiar algunos jebes adentro del cilindro. En la parte de afuera teníamos que cambiar los rodajes, sacar el oxido y pintar otra vez los fierros de la manija y de las protecciones. Mientras trabajábamos siempre estamos compartiendo el evangelio con las personas que vienen para ayudar o para mirar.

– En la noche estuve solo en la casa del pastor Nilson. Ellos fueron como misioneros a los Huitoto de Colombia. Ellos me permiten usar un cuarto de su casa, tenemos cilindros con cosas que necesitamos para vivir allá. También tenemos Biblias y literatura para vender. No hubo luz, todo oscuro. Aburrido por estar solo. Mis compañeros de viaje estaban alojados en otras casas, cada uno del equipo en una casa.

– Logre hablar por celular con Cleia y Mateus. El celular solo agarra en algunos lugares. Si me muevo un poco se pierde la señal.

– Fue dormir temprano porque no había luz, a las 8.30 horas.

Tercer día, miércoles, 4 de junio: – Comunidad Nativa de Pucuarquillo:

– Desperté a las 6 horas, ore y leí la Biblia.

– Fue al pozo Huitoto para traer agua. Que bendición tener esta agua. Gracias Señor por estos pozos. Gracias Misión Suiza en el Peru, gracias Manfredo.

– Empezamos a trabajar temprano, sin desayuno.

– Que lindo esto equipo con dos jóvenes dinámicos, llenos de energía, y llenos de la presencia de Dios.

– Nuestro hermano, Martin, el mecánico Alemán, estuvo enfermo del estomago. Tenía diarrea, nauseas, vomito, etc. No pudo trabajar. Me toco doble trabajo. Hubo muy buena colaboración y ayudantes del lado Bora para hacer el mantenimiento del pozo.

– Armamos el pozo Bora que habíamos desarmado el día anterior. Dejamos operativo. Adentro estaba en muy buen estado.

– Empezamos a desarmar el pozo Murui (Huitoto).

– Paramos para almorzar.

– Terminamos el pozo Huitoto ya estaba oscuro, noche, fueron 12 horas de trabajo casi sin descanso. Mientras trabajábamos compartimos del amor de Jesus a la gente. Este pozo tiene casi siete años y adentro estaba en muy buenas condiciones. Es una bendición. Hay bastante agua y my buena.

– Hoy día nos dieron de comer los hermanos del grupo nativo, Murui (Huitoto). Se organizaron bien.

– El día fue bien lleno, bañe ya en la noche, sin luz, con bastante zancudos.

– Tuvimos culto en la noche, no hubo luz, fue en el oscuro.

– Logre hablar por celular con Cleia y Mateus.

– Llovió en la noche, tiempo de mucha lluvia, casi todos los días.

– Fue dormir a las 9 horas

Cuarto día, jueves, 5 de junio: – Comunidad Nativa de Pucuarquillo:

– Desperté a las 6 horas, ore y leí la Biblia.

– Fuimos al pozo Murui (Huitoto) para probar y sacar la primera agua. El día anterior terminamos en la noche y teníamos que esperar que secara el pegamento de los jebes de adentro del cilindro (corazón) del pozo.

– Después llamamos toda la gente de la comunidad y dimos instrucciones de cómo usar bien el pozo para que dure mucho tiempo más. Después abrimos la Biblia y predicamos la palabra de Dios, que es la esperanza para todos nosotros. David fue el que predico.

– Los hermanos Murui, se organizaron y nos dieron de comer en este día.

– Después conseguimos un pequeño bote y fuimos al distrito de Pebas para llamar por teléfono, etc. La familia de David no estaba muy bien de salud cuando el salió de Pucallpa. David tiene cuatro hijos. Es lindo, maravilloso, confiar que Dios cuida a nuestras familias aun mucho mejor que nosotros podamos hacer. Gracias Señor.

– En Pebas tuvimos el privilegio de entrar en el gabinete del Alcalde. Leemos la Biblia con él y oramos por su familia y por su responsabilidad de guiar al pueblo. Año pasado le habíamos regalado una Biblia, durante las festividades del 10 aniversario de fundación del Instituto Bíblico en la comunidad.

– Preparar Biblias y literaturas para que los hermanos del Instituto Bíblico tengan para vender a la gente que necesita. Llevo siempre de Pucallpa para tener en la comunidad, allá es muy difícil conseguir Biblias. Toda la gente del Amazonas viene donde nosotros a comprar.

– Preparar Biblias y literatura para enviar al misionero Huitoto que está en Colombia. El necesita Biblias, corarios y otros materiales para discipular a los nuevos creyentes de allá. Vamos enviar por lancha desde la frontera.

– Logramos bañar en el rio, por primera vez.

– Al final de la tarde logre hablar por celular con Cleia y Mateus. Qué bueno saber de ellos y escuchar sus voces.

– Llego la noche y la oscuridad. No hubo luz. Fue dormir a las 10 horas.

Quinto día, viernes, 6 de junio, viaje desde la comunidad nativa de Pucaurquillo hasta la comunidad de Brillo Nuevo:

– Desperté a las 5 horas y ore. Amaneció con lluvia

– Arreglar las cosas para ir de viaje a otra comunidad.

– Salimos en un bote, con motor, herramientas, ropas, y el equipo de tres hermanos. Son cuatro horas de viaje, sentaditos en el bote. Aproveche el tiempo para orar, conversar con el equipo, después para leer un libro. Así me mantuve ocupado y no tuve tiempo para aburrirme.

– Llegamos a la comunidad nativa de Brillo Nuevo, es una comunidad grande, grupo Bora.

Fuimos de frente a trabajar en el pozo. Teníamos solo un día para desarmar, hacer el mantenimiento y dejar operativo otra vez.

– Trabajamos y compartimos del plan de Dios para nosotros los hombres. Hubo buena participación y ayuda de los hermanos.

– Paramos un rato para el almuerzo, ya pasaba de la una de la tarde y esta era nuestra primera comida del día. Cuando se trabaja así duro se siente más hambre.

– Trabajamos hasta el final de la tarde y logramos nuestro objetivo. Fueron más de 12 horas seguidas, incluyendo el viaje y el trabajo. Este pozo estaba en malas condiciones, adentro todo estaba muy sucio, los jebes rotos y otros bien gastados. En esta zona hay muchos minerales en el suelo. Hay poco cantidad de agua. Pero si se puede usar el agua, es buena. De adentro del pozo salió una agua anaranjada. Dejamos el pozo armado, solo no sacamos agua esperando que los jebes se peguen bien y que el pegamento seque. Este pozo tiene casi siete años yo estuve ayudando a hacer. Fueron tres semanas de duro trabajo.

– Instruimos a la gente de cómo usar el pozo para que dure por más tiempo.

– Fuimos al rio para bañar, linda ducha, para refrescar del fuerte calor del día.

– Tuvimos culto en la noche, en esta comunidad hubo tres horas de luz con un generador. Que bendición la luz. Mejor todavía es la luz de Jesus. David predico.

– Entregamos 10 proclamadores en el idioma Bora. Los proclamadores son un aparato como una radio. Esta grabado el Nuevo testamento en el idioma del grupo. Pueden cargar el equipo con un pequeño panel solar que viene incorporado en el aparato.

– Vino una hermana Bora que habíamos ayudado en Pucallpa cuando su esposo estaba enfermo en el hospital. Ella vino traer un pedazo de carne del monte ahumado, que delicia.

– Bueno muchachos a armar las camas, mosqueteros y dormir. Ya eran más de diez de la noche de un día muy lleno. Dormí en la tabla, o mejor intente dormir. La tabla es un poco más dura que mi colchón y me dolía el cuerpo en una posición, me cambiaba y así estuve toda la noche. Parecía carne en la parrilla, dando la vuelta.

Sexto día, sábado 7 de junio – Viaje de la comunidad de Brillo Nuevo a la comunidad de Pucaurquillo:

– Me levante a las cinco, ore. Arreglar las cosas para el viaje.

– Fuimos a probar el pozo y sacar agua. Funciona bien, tiene buena agua, pero en poca cantidad. Se sacamos bastante agua de repente deja de venir, hay que esperar cinco o diez minutos y hay agua otra vez.

– Salimos temprano en ayuno. Hubo más personas que necesitaban ir al distrito, así tuvimos el bote un poco más lleno. Siempre la gente tiene necesidad de viajar y muchas veces no hay botes.

– Paramos en la primera comunidad, Nuevo Peru. Queríamos mirar y ver la posibilidad de hacer un pozo. Es una comunidad Bora. Uno de los problemas es que queda un buen tiempo inundada. Por lo que pudimos preguntar y pesquisar parece que tiene muchos minerales en el suelo.

– Aproveche el viaje para seguir con la lectura del libro, termine el primer libro de este viaje.

– Después de cuatro horas de viaje llegamos a nuestro destino, la comunidad de Pucaurquillo. Volvimos a arreglar nuestras cosas, camas, etc.

– Tenemos que preparar varias cosas para el domingo, vamos tener un día muy lleno de actividades. Preparar la predica para la mañana, otra para la noche, la predica en el pozo, armar los proclamadores y organizar la entrega, etc.

– Hable con Cleia y Mateus por teléfono, después de dos días sin hablar con ellos es muy lindo escuchar sus voces otra vez. Gracias Señor por la tecnología que nos permite la comunicación, aun cuando estamos tan lejos.

– Fuimos al rio para dar una ducha, también para lavar la ropa.

– En la noche aún tuve una consejería con una familia Bora, es una pareja de líderes jóvenes que estamos preparando a bastante tiempo. No hubo luz, ni de la luna.

– Fue dormir pasado de las nueve de la noche, un día lleno que empezó antes de las cinco, con un calor en torno de 36 grados.

Séptimo día, 8 de junio, – Comunidad Nativa de Pucuarquillo:

– Desperté a las 6, ore y leí la Biblia, que maravilla es tu Palabra, gracias Señor dejar escrito tus planes y tu querer para nuestras vidas.

– Trabajo comunal en torno del pozo Bora. Después informaciones sobre el buen funcionamiento del pozo y lo más importante la predicación de la Palabra de Dios para toda la gente presente en torno del pozo. Señor que tu palabra produzca cambios en nuestras vidas.

– Mis compañeros fueron a otra comunidad para ver la posibilidad de hacer un pozo. Todavía tengo la meta de 10 pozos en la zona, ya tenemos 3 y faltan más siete. Esta en las manos de Dios.

– Fue a la escuela dominical de la Iglesia, me tocaba compartir la Palabra.

– Después tuvimos una reunión con los lideres, egresados del Instituto Bíblico de la comunidad y también de Pucallpa. Mas luego les voy enviar los pedidos de oración de los lideres que fueron escritos en esta reunión.

– Almuerzo en la casa de una familia Bora. Su hija esta cumpliendo siete años. Es nuestra ahijada. Aprovechamos para orar con ellos, animarles, aconsejarles, etc. Ellos recién se reconciliaron con Dios después de varios años lejos de la presencia de Dios.

– Bueno no hay tiempo a perder, otra reunión. Me tocaba dar las instrucciones de funcionamiento y entregar 19 proclamadores Bora. Es la segunda vez que lo hacemos, porque queremos que la Palabra de Dios este grabada en las mentes y en los corazones de la gente. Romanos 10:17, la fe viene por el oír la Palabra de Dios.

– Fuimos a la ducha, al rio para bañar y despedir el río, mañana nos toca empezar el viaje de regreso a la casa.

– Hay bastante cosas para arreglar, guardar, organizar, etc. Lo que queda en los cilindros, lo que entra en el maletín para llevar a la casa. Bueno hacer maletín es normal para el misionero, me estoy volviendo especialista en ocupar bien los espacios en el maletín y ordenar las cosas.

– Culto en la noche, en la puerta de la Iglesia me avisaron que debo compartir la Palabra, que privilegio compartir la Palabra de Dios. Gracias Señor. Un hermano trajo su generador y tuvimos luz, bendición.

– Logre hablar con Cleia y Mateus por celular, ahora serán dos días sin comunicación.

– Fue dormir pasado de las nueve, un día lleno, sin espacio para aburrirse.

Octavo día, 9 de junio, viaje de Pucaurquillo a Pebas, de Pebas a Iquitos:

– Desperté a las 5 horas, ore y leí la Biblia. Arreglar las ultimas cosas que use en la noche.

– En la bajada para el rio encontramos un anciano líder Murui. Es un incrédulo, un chaman. Saludo a David, y después me hablo una palabra en idioma Murui, como no entendí el mismo me traduzco y dijo: “Buen hombre, buen hombre”. Pensé conmigo mismo, lo que le hace un buen hombre y aun los incrédulos pueden ver es la presencia de Dios, el Espíritu Santo de Dios. Así como en la llegada quede marcado por la despedida.

– Un hermano nos llevo con su bote y motor al distrito de Pebas. En el camino paramos para entregar el ultimo proclamador Bora para un líder anciano del grupo Bora que vive en el distrito.

– Ahora nos toca una larga espera, la lancha no tiene hora para pasar pero tenemos que estar temprano y esperar. En medio de la espera una llamada a la casa, que bendición. No distrito de Pebas funciona mucho mejor el teléfono. Aprovechamos para desayunar, como buen brasileño un café con leche y pan. Estábamos esperando la lancha y para nuestra sorpresa y alegría vino un rápido, con precio bajo, bendición doblada porque podemos llegar en el mismo día a la ciudad de Iquitos, con menos sufrimiento, ganaremos tiempo. Gracias Señor porque nos da mucho más de lo que pedimos o pensamos.

– Llevamos siete horas para llegar en Iquitos. Ganamos, economizamos 10 horas. Repartimos folletos en el distrito de Pebas, en el puerto, en el mercado, y en el viaje. Mientras desayunábamos pude aconsejar a dos personas y orar por una señora allí en el mercado. Gracias Señor por las oportunidades, hay muchas necesidades, hay mucho sufrimiento, ayúdanos a ver con tus ojos a traer un poco de alivio de esperanza a esta gente sufrida.

– Aproveche para leer otro libro, empecé y termine. También hice varias lecturas del material que estamos estudiando con un grupo de hombres de la iglesia en Pucallpa.

– Llegamos a Iquitos, aun era día. Fue una bendición el rápido. Con la lancha llegamos en la madrugada y tenemos que esperar hasta amanecer. Peligroso y aburrido. Gracias Señor por este rápido.

– Fuimos a la casa de nuestro amigo en Iquitos. Duchamos bien, hacia bastante calor.

– Hable por teléfono con Cleia y Mateus, ahora de la ciudad es muy buena la comunicación y se puede hablar más y mejor.

– Salimos a cenar con nuestro amigo y su familia, que rica comida.

– Fue dormir ya pasaba de las once de la noche.

Noveno día, martes, 10 de junio, ciudad de Iquitos:

– Desperté a las 6, ore y leí la Biblia.

– Desayunamos en la casa de nuestro amigo.

– Salí a la calle. Necesitaba arreglar el teléfono del Instituto para enviar por lancha otra vez a la comunidad. La batería estaba muerta y en un lugar que no hay luz todos los días eso es grave. Camine toda la mañana de un lugar a otro para conseguir la batería que necesitaba.

– Mis compañeros quedaron arreglando la moto de nuestro amigo. Lluvia en Iquitos.

– Ya era tarde cuando salimos a la calle para almorzar.

– Hicimos mas algunas cosas y rápido termino el día. Mis compañeros salieron a la plaza, cerca de la casa, y no volvían. Quedamos preocupados porque ya era noche y no volvían y pensamos que estaban perdidos porque no conocen bien la ciudad. Finalmente volvieron, todo estaba bien. Gracias Señor.

– Aproveche para leer algunos textos del curso que estamos llevando con líderes en la Iglesia de Pucallpa.

– Hable con Cleia por largo rato en el teléfono y con Mateus.

– Fue dormir ya pasaba de las once de la noche.

Decimo día. Miércoles, 11 de junio, ciudad de Iquitos, viaje a Pucallpa

– Desperté a las 6, ore y leí la Biblia.

– Amaneció con lluvia

– Desayunamos en la casa de nuestro amigo.

– Fuimos al aeropuerto para esperar el vuelo y volver a la casa en Pucallpa. De Iquitos a Pucallpa en un vuelo comercial, Star Peru, 1 hora de duración.

– En Pucallpa, estaban en el aeropuerto nos esperando, la esposa de David con sus hijos y Cleia

Vea más fotos en FACEBOOK:

https://www.facebook.com/isaiasmateus.yud/media_set?set=a.10204366201698332.1073741847.1328764191&type=1

Próximas actividades:

– Exámenes Bimestrales de Mateus en el colegio, a partir del 9 de julio.

– Cumpleaños de Cleia, 10 de Julio

– Entrega de Proclamadores Bora (en breve)

– Grabaciones del Nuevo Testamento Murui (en breve)

– Vacaciones de la familia en julio

– Reuniones de la FAIENAP, setiembre.

– Cursos bíblicos en el Seminario Quechua de San Martin.

– Licencia en Brasil, diciembre del 2014.

– Escuela de futbol con principios bíblicos en la comunidad.

Por favor, oremos por estas actividades, gracias

Algunos pedidos de oración:

1. Por los pedidos arriba.

2. Oremos por la salud, recuperación completa del brazo de Isaias. Protección y salud para Cleia y Mateus.

3. Para que Dios levante más personas y más iglesias para completar nuestro sostén y todas las necesidades de la obra.

4. Que más personas puedan conocer a Jesus hoy, arrepentirse y recibir el regalo de la salvación

5. Oremos por los Huitoto de Colombia. Dios les guie, los proteja, salvación para los Huitoto de Colombia. Dios salve los nativos de Colombia, y de todo el mundo. Que Dios nos permita plantar una iglesia allá.

6. Oremos por los nuevos creyentes Huitoto de Colombia.

7. Oremos por los misioneros Huitoto en Colombia. Ellos necesitan de una casa para vivir. El deseo es comprar una casa para no tener que pagar alquiler a cada mes. Necesitamos donaciones voluntarias, generosas, de amor. Necesitamos en torno de U$ 1.200 dólares.

8. Por la licencia en Brasil: Diciembre 2014, Enero y Febrero 2015; – las necesidades que hay – auto prestado – agenda – visitas – promoción – cambio marca paso Cleia – exámenes de salud – dentista – etc.

   isaias.mateus.yud

   cleiayud

Isaias Mateus Yud

¿Cómo puedo hacer parte del Ministerio en el Perú ?

Dios nos ha bendecido con la oportunidad de servirle y entregar nuestro tiempo y dones a Él a través de las misiones. Si deseas unirte a nosotros puedes hacerlo de las siguientes formas:

1. Puedes comprometerte a orar por nosotros. Esto es lo primero, lo más importante, la base de todo. Orar es participar. Somos Dependientes de Dios y de sus oraciones. Orando.

2. Puedes ofrendar para nuestro sostenimiento: – Mensualmente – Esporádicamente – Por un proyecto especifico. Esto es repartir lo que Dios me da, teniendo en cuenta que todo es de Dios. Dando: – ofrendando, Sosteniendo – dando con alegría y de corazón – dar es una actitud de corazón y no de bolsillo.

3. Puedes venir y unirte a la aventura. Tu y/o tu grupo serán siempre bienvenidos. Yendo: – viajes de corto tiempo, proyectos de salud, donando tus vacaciones para misiones, etc. – Bíblicamente todos debemos hacer discípulos donde Dios nos puso – Algunos dejan todo y van como nosotros, pero Dios quiere que todos hagan discípulos en la escuela, en el trabajo, en la casa, en la vecindad, o sea, en todos los lugares. Misiones es una sociedad, iglesia y misioneros, misioneros y iglesia.

Aparte de orar si sientes de participar conozco, vea como en:

https://familiayud.wordpress.com/participe-conosco-peru-otros/

“ ¡Todo el que tenga sed puede venir a mí! ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva.” Juan 7:38

Anúncios

2 Comentários

  1. margot disse:

    Bendiciones mis queridos amigos.Que lindo saber de su trabajo para el Señor , Sean muy bendecidos.
    margui

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: